¿Municipalización o Militarización?

El presidente electo Alan García, desde su bastión trujillano, propuso la municipalización de la educación primaria y los servicios de salud pública, al sostener que “las autoridades ediles han demostrado capacidad administrativa y eficiencia en los últimos años”. Esto no es nuevo, que no cause extrañeza porque se desprende de la propuesta educativa aprista expuesta en el debate presidencial pasado.

Que los municipios estén preparados para asumir la administración de una tarea delicada y de mucha responsabilidad, va a ser tema de un siguiente post.

Por ahora quiero comentar el fenómeno que desde hace unos días sufrimos todos los que vivimos vecinos y no vecinos a un centro educativo. Con la cercanía de las Fiestas Patrias ya empezaron los preparativos y ensayos para los desfiles escolares. ¿Qué trae esto consigo? Pues la consabida retahila de cornetas, trompetas, bombos, tarolas y demás, que "estresarían" al más templado, todo esto con el objetivo de concursar y por supuesto ganar los concursos impulsados por los municipios(¿sobre esto tratará la dichosa "municipalización"?) y a su vez ganar el anhelado "sitio de honor" en la parada militar del 29 de julio.

Año tras año, todos los colegios de Lima y el Perú, gastan horas de estudio en estos preparativos, las preguntas aquí son: ¿es necesaria la demostración patriótica a través de ejercicios netamente militares?, ¿el nivel de patriotismo se mide en cuanta fortaleza o cuan preparados estan los estudiantes para un enfrentamiento? La respuesta es NO. El patriotismo se define como Sentimiento y conducta propios del patriota, que a su vez se determina como Persona que tiene amor a su patria y procura todo su bien. ¿Desde cuándo estar preparados militarmente para un enfrentamiento (porque eso es lo que son los desfiles finalmente, muestra de poderío y fortaleza) es demostrar amor a la patria? A la patria se le puede querer de varias formas, mucho más pacíficas y sobre todo creativas.

Colegas profesores, podemos cambiar este tipo de actividades militares, simplemente siendo un poco más imaginativos, viviendo nuestro civismo y aplicándolo en el quehacer diario, enseñando realmente cómo ocurrieron los sucesos históricos del Perú, y ubicándolos en su real dimensión, haciendo comparaciones con los sucesos actuales. ¿Quién es más patriota? ¿Aquel que se prepara para la guerra, o aquel ciudadano que cuida sus calles y paga puntualmente sus impuestos?. ¿Aquel que saluda rectamente a la bandera cada vez que la ve, o aquel que es padre responsable y formador de valores? No nos engañemos, para poder tener futuros ciudadanos concientes de sus deberes y derechos, pero sobre todo respetuosos del estado de derecho, debemos desterrar estas actitudes totalitarias y emprender cambios estructurales, en defensa del verdadero sentir patriótico. Ya felizmente el curso de Educación Pre-militar no existe, pues de todos nosotros depende que estos desfiles mal llamados "patrióticos" se terminen, por el bien de un mañana en real democracia.

1 Tuvieron algo que decir:

Laura Hammer dijo...

De hecho el motivo para que se sigan dando las demostraciones en los desfiles cívico escolares, no es otra que el circo. Suena mal, pero en un país como este en donde hay grietas por todos lados, la gente necesita olvidar lo mal pagados que están los maestros, o el abandono de las ulas para trabajar en menores de edad y ponerse una vendita bicolor por fiestas patrias y no ver nada mas que eso:
Un desfile bonito.

Si esa estrategia anual, cómo se soportaría esto?

De hecho estoy de acuerdo con el post.

 
Blog del Paki © 2010 | Diseñado por Chica Blogger | Volver arriba