Love in the time of cholera...Que cólera!!!!



Les voy a ser sincero, pensé salir del cine llorando de emoción, recontra conmovido, y respirando García Márquez por cada uno de mis poros como me pasó aquella vez en Cartagena. Pero bien, como le comenté a mi acompañante apenas terminada la película "estoy decepcionado". Y pese a que ya había leído bastante crítica en contra del film, guardé mis esperanzas en que por lo menos podría valer la pena. Y bueno salvo algunas excepciones el filme no cumple.

Una amiga muy querida me escribía desde Francia antes de Navidad contándome lo emocionada que estaba de haber visto la pela. Decía entonces "con esta pelicula si que da ganas de Vivir de amor, de vivir por amor, vivir con el amor, vivir para el amor, y demas..." y bueno, pues me emocionó más su contagiante ánimo, pero la verdad creo que no era para tanto.

Y es que "Love in the time of Cholera", film dirigido por Mike Newell se cae por donde se le mire. En primer lugar la ridiculez de elegir actores que podrían hablar sin problemas su lengua materna, y hacerlos expresarse en inglés, cuando todos los secundarios hablaban un castellano colombiano muy costeño, pues como que medio desubicado. Una totalmente inexpresiva Giovanna Mezzogiorno interpretando a Fermina Daza, sobre todo en la secuencia en la que rendida por la realidad descubre que toda la ilúsión de su amor por Florentino Ariza era un sueño, sin lugar a dudas el trabajo del director se desluce en esta parte, y es que al poseer (la novela) la riqueza expresiva de las palabras, a la actriz no le quedaba más que usar su expresión, pero está bien visto que a Mezzogiorno el papel le quedaba muy grande.



Javier Bardem es caso aparte, ha hecho una buena interpretación del enamoradizo Florentino Ariza, bastante caracterizado y muy cercano a la novela, excepto por su aspecto, recordemos que Ariza no poseía garbo ni buen tipo. Mucho mejor ubicados en sus papeles estuvieron Benjamín Brad (Juvenal Urbino), Catalina Sandino Moreno (Hildebranda Sánchez) y una espectacular Fernanda Montenegro (Tránsito Ariza), hasta un Jhon Leguizamo cumplidor(Lorenzo Daza) o la sensual Angie Cépeda (la Viuda de Nazareth) - vale decir que jamás me la imaginé así en la novela -.

La ambientación salva al filme, y es que las locaciones en mi recordada Cartagena de Indias, estuvieron bastante bien acondicionadas (lo que me sorprendió es ver a los actores con bastante vestuario encima dados los 34°C que regularmente tiene esa ciudad), aunque lo que me ayudó a una buena identificación fue que en el cine el aire acondicionado fue encendido al final de la proyección) El río Magdalena, Monpox y la Sierra Nevada colombiana sirvieron también de preciosos e inigualables paisajes, una trabajo de fotografía impecable, sobre todo esas impresionantes riberas del río que acompañaban la soledad del desterrado Florentino.

El productor Scott Steindorff persiguió durante años al Nobel para convencerlo de filmar la novela. Conocida es la reticencia que suele mostrar Gabito de llevar sus escritos totalmente literarios al cine y es que siendo el objetivo realizar un film hollywodense, pues el escritor fue hueso duro de roer. Yo imagino que de tanto ser molestado pidió derechos de uso exhorbitantes con el objetivo de que no lo "jodieran más" (como él suele decir) con tan mala suerte que la casa productora dijo ¡ya! (fueron 3 millones de dólares). Y se gastaron otros tantos en ambientar la ciudad de Cartagena y en construir estos buques a vapor para que surcaran el río Magdalena.

Pero lo peor de todo fue la adaptación de la novela, sé que esto va a sonar chauvinista, pero si tanto la adaptación como la dirección del filme hubiesen sido encargados a cualquier director latinoamericano, el resultado hubiera sido muy diferente, la magia, la realidad, el sentir de nuestros pueblos hermanos son solo plasmables en las manos de nosotros mismos, la película resulta fría en manos de un director británico: los sentimientos poco creíbles y la puesta en escena pobre. Y como decía Jorge Alí Triana en el conversatorio sobre el cine de Gabito, que para los directores, sus amigos, que habían dirigido obras de él, les resultaba muy dificil adaptar sus ideas al cine, pues entiendo que resultó peor para Newell quien ni siquiera llegó a conocer bien la novela, o la cultura colombiana, o en suma la cultura latinoamericana.

Aparte está el soundtrack a cargo de Shakira (inducida por el mismo Nóbel) y el argentino Pedro Aznar quienes cumplen su cometido al ubicar al filme dentro de el ambiente rural, propio y mágico del Caribe, que tanto pierde en la dirección.



En suma, la película tiene momentos y segmentos bien logrados, pero lo más importante el mensaje, la escencia de la novela no existe dentro de los 139 minutos, lo único de Gabito que hay en la película son sus créditos al final, y eso para sus millones de seguidores es una decepción, y sé que para el también.

Lo más interesante de la película, el making off:



Link: La película en Myspace
Link: Giovanna Mezzogiorno no regresa a Cartagena y se resiente con Gabito
Link: El productor se queda a vivir en Cartagena con novia incluida
Link: Ácida crítica de EFE
Del Blogueril: Carmendelly
se enamora del amor, jejeje
Del Blogueril: Sincera y
deslenguada crítica de Ernesto

Tags:

4 Tuvieron algo que decir:

Donnie Darko dijo...

No eres un chauvinista para nada, tienes razon en decir que la pelicula debio ser hablada en español y si era con acento colombiano muchisimo mejor; y debio ser dirigido por un hispanohablante......Saludos desde Perú

Catalina dijo...

Acertado el soundtrack? No pues!!!!!!!!!!!!!!!!

Sabía que no era buena, pero sabía que tenía que ir a verla. El link que pones sobre Giovanna Mezzogiorno tiene una respuesta que quizá valga para todos los que decimos que la pela no es buena: "La inteligencia de Newell fue hacer un filme comercial y para todos, no intelectual y para pocos". ¿Será?

Juan Carlos Goicochea dijo...

Mi estimado TB lei tu post una hora antes de ir al cine, con mi linda Madre; y supongo que me fui a sentar a cinermark con el estigma de tu post; y si bien no la volvería ver; pues no me gustó desde el comienzo; empezando porque faltaba un aróma latinoamericano; no sé no me cuadro mucho; aunque Javier Bardem me pareció exelente... y bueno Angie Cepeda ... es Angie Cepeda. A mi mami si le gustó eso de que el amor no sólo existe en la juventud; creo que para mi eso es lo rescatable.

PD:
A mí si me gustó el sountrack de Shakira.

Angel Hugo dijo...

Y si, a veces pienso que la pela debió haber sido hecha por un director sudaca-tercermundista, de prefencia nacido en colombia y con problemas de visión, por la vejez. Sólo así le hubiera encontrado algo de escencia. Angie Cepeda sale mejor en Pantaleón... y Shakira, por más que las canciones sean de la época enq ue tenía el cabello negro, me pareción con una voz demasiado peliteñida.

Ah... La primera actuación de John Leguizamo que recuerdo era de cuando hacía d eLuigi en la pésima Super Mario Bros (así que supongo que, comparado a ese bodrio, ha mejorado).

PS: Le mandé a la cata lo que me pediste (agrégame a msn, gmail y demás hierbas, uqe no sé en qué lugar de mi libreta de direcciones está refundido tu correo)

 
Blog del Paki © 2010 | Diseñado por Chica Blogger | Volver arriba